OVARIOS

Ginecología

Los ovarios son dos estructuras glandulares en forma de almendra que se encuentran en la superficie posterior del ligamento ancho, justamente por debajo del reborde pélvico y cerca del infundíbulo. Su tamaño varía de una mujer a otra, así como durante la etapa del ciclo menstrual. Son pequeños durante la infancia, pero aumentan durante la pubertad. La ubicación típica de cada ovario es la parte alta de la cavidad pélvica, a nivel de la pared lateral en una fosa creada en la región por la que pasa la vena ilíaca externa. Es raro que ambos ovarios se encuentren al mismo nivel. Se encuentran conectados al útero por medio del ligamento ovárico, con el dorso del ligamento ancho, y con la pared pélvica lateral por medio del ligamento infundíbulo-pélvico. Los ovarios carecen de cubierta peritoneal, lo que ayuda a la erupción del óvulo maduro, pero por otra parte favorece la diseminación de células malignas en procesos cancerosos de estas glándulas. Los ovarios están cubiertos por una capa única de células epiteliales cuboides, denominado epitelio germinal. Otras tres capas constituyen al ovario: la túnica albugínea, densa y de color blanco mate, con función protectora. La corteza, parte funcional principal porque contiene folículos de De Graaf, cuerpos lúteos, folículos atrésicos y cuerpos blancos, todos conservados por el estroma ovárico. La médula, rodeada completamente por la corteza, y que contiene los nervios y vasos sanguíneos y linfáticos. El óvulo en el ovario está rodeado de una capa de células epiteloides llamadas células granulosas, que, junto con el óvulo que envuelve, constituyen el folículo primario. Los ovarios son estimulados por las hormonas gonadotrópicas de la hipófisis anterior, algunos folículos primarios comienzan a aumentar de volumen y a su vez proliferan las células de la granulosa. Las células foliculares secretan líquido, lo cual provoca en el folículo una cavidad llamada antro. El antro crece hasta que el folículo sobresale en la superficie del ovario. Un folículo pronto sobresale más que los otros, rompiéndose y saliendo a la cavidad abdominal el óvulo: es el proceso llamado ovulación. Tan pronto como se rompe el folículo, comienzan a desaparecer los demás folículos en desarrollo sin romperse. El ovario es un componente básico de la reproducción. Ocurrirá ovulación incluso en un pequeño fragmento de ovario funcionante.



Twitter  Facebook  Google  LinkedIn  RSS

Nombre
Consulta sobre su caso, o comentario

Publicar